La Justicia provincial de Reconquista se negó a entregar información sobre la venta de acciones de Vicentin pocos días antes de que declarara la cesación de pagos. La resolución fue dictada a raíz de un pedido de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) en el marco del concurso preventivo de acreedores.

El organismo tributario había puesto la lupa sobre la operación que la agroexportadora cerró el 3 de diciembre de 2019 para desprenderse de sus acciones en Glencore. La transacción con Renova le permitió acceder a casi 123 millones de dólares a cambio del 16,67% de participación que le quedaba en la multinacional.

A fines de septiembre, ya con el concurso en marcha en el norte santafesino, Afip solicitó al juez Fabián Lorenzini que habilitara el acceso a los datos sobre el trato entre la empresa de Avellaneda y la firma suiza. Puntualmente indicaron que el acuerdo podía ser una “simulación” entre ambas socias previo al default de la primera.

La negativa del magistrado generó suscitó críticas dentro de la comisión bicameral de la Legislatura provincial que investiga la situación de Vicentin. “Esta resolución garantiza impunidad para los directivos del consorcio y traba la necesidad del pueblo argentino en su conjunto de saber qué se hizo con el dinero del Banco Nación”, aseguró el diputado Carlos del Frade.