Un joven de 23 años fue condenado a 10 años de prisión por abusar de la hija de su ex. Fuentes oficiales confirmaron que la víctima era menor de edad y el imputado se declaró culpable en el marco de la causa que se abrió a partir del testimonio de la madre.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) informó este domingo que Leandro Gastón Merrath aceptó su responsabilidad penal como parte de un procedimiento abreviado homologado por el juez Nicolás Falkenberg.

El fiscal Matías Broggi, quien investigó el caso, precisó que el sospechoso de 23 años fue declarado culpable de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la convivencia con la niña.

El funcionario apuntó que los hechos investigados ocurrieron en fechas indeterminadas entre febrero de 2017 y mayo de 2018 en la capital provincial. Allí convivían la víctima, su mamá y el muchacho imputado.

“Merrath atentó contra la integridad sexual de la niña en reiteradas ocasiones”, sostuvo el fiscal, quien añadió que el condenado la agredía físicamente. Según las pruebas recabadas, el joven la obligaba a permanecer en silencio y llegó a amenazarla de muerte con un cuchillo.

Entre otras situaciones corroboradas, el MPA estableció que el condenado supo “atarle las piernas con un cinturón” a la nena para que no se escapara.

“Por el tiempo de duración, la situación de convivencia y el modo en el que se llevaron a cabo, los abusos implicaron un real sometimiento, denigración y humillación de la niña”, manifestó Broggi.