Un suceso que terminó con una tragedia inesperada tuvo lugar este miércoles por la tarde en un campo situado en el distrito de Chapuy, el cual limita con Santa Isabel en su zona rural, en la provincia de Santa Fe. Un adolescente de 12 años murió tras recibir el impacto de un balín.

Este adolescente estaba cazando pajaritos junto a dos amigos y a uno de ellos se le disparó de forma accidental el arma, cuyo disparo terminó impactando en el parietal derecho de este nene generándole solo un orificio de entrada.

Ante lo sucedido, bomberos voluntarios de Chapuy fueron alertados y enseguida se presentaron en el campo donde los tres amigos estaban jugando. Inmediatamente el menor fue trasladado al Hospital de Santa Isabel, pero terminó falleciendo horas después por el impacto del balín.

La imagen del Hospital de Santa Isabel donde fue trasladado el menor herido que acabó muriendo horas después. Foto: Infobae

El padre del niño muerte es el titular a su vez del campo y confirmó que su hijo había salido a cazar pajaritos junto a dos amigos de su misma edad, entre 12 y 13 años y la herida que le ocasionó la muerte se produjo en ese contexto.

El arma en cuestión es un rifle de balines calibre 5,5 milímetros y habitualmente es utilizada para este tipo de actividades, debido a que por su alcance de fuego no es útil en animales de mayor tamaño.

Por el hecho está interviniendo el Juzgado de Menores en feria a cargo de Benjamín Revori. El cuerpo del adolescente será trasladado a la Morgue Judicial de Venado Tuerto y el suceso quedó calificado como homicidio culposo.