El pasado miércoles 19 en una vivienda de Paraje Mavalle, Aristóbulo del Valle, una mujer denunció que un vecino ejecutó a su caballo porque el animal “habría golpeado su camioneta”. Pese a denunciar el hecho, la policía intervino una semana después con un allanamiento a la morada del señalado donde secuestró un arma “Bersa” de 9 milímetros y 17 cartuchos del mismo calibre.

El allanamiento se realizó el martes 25 de enero, a cargo del personal de Investigaciones y Drogas Peligrosas junto con el Comando Radioeléctrico.

Aristóbulo del Valle: mató a tiros a un caballo porque golpeó su camioneta. Foto: Primera Edición

Alicia Stumpf en diálogo con FM Santa María de las Misiones contó que “a las 4 de la tarde escuchamos los tiros y a los cinco minutos se acerca un señor y nos dice que el caballo pasaba y golpeó la camioneta. Entonces él saca el arma y le pega cuatro tiros, tres le pegó al caballo, y nos dice ‘se fue caminando (el caballo) y no sé si volvió”

Agregó además que “mi marido va con el señor a verificar el hecho y a 100 metros el caballo estaba muerto. Entonces el vecino dice: ‘yo no quiero problemas, vos me pagas el arreglo de la camioneta y te entrego el caballo’. Mi marido le dijo que no y que iba a hacer la denuncia, entonces fuimos a la comisaría de Salto Encantado”.

“Pedimos un patrullero que venga a ver el hecho, pero nunca vino el patrullero”, contó y agregó que “cuando volvimos, al animal lo habían corrido del lugar con una retroexcavadora, lo arrastraron y lo taparon con aserrín. No había un patrullero ni nadie para corroborar la situación”, expresó.

Comentó que el comisario de Aristóbulo del Valle nunca se dirigió hasta el lugar y que incluso un patrullero policial que pasaba por la zona solo le indicó que “se arregle” con quien le disparó al animal.

“Son gente potentada, por eso la comisaría no le dio importancia. Hoy el grande manda, lastimosamente es así” dijo la mujer con respecto al hombre que disparó contra el animal y lo mató.

Luego de una semana, personal de la División Criminalística visitó el lugar del hecho y tras analizar el cuerpo del equino, la veterinaria municipal encontró un orificio de disparo en su zona ósea, precisamente en la paleta izquierda del animal. Con estos datos, la policía allanó la casa del ejecutor y secuestró el arma.

El arma utilizada fue secuestrada por la policía y será sometida a pericias, y se le notificó la Instrucción de la causa a su propietario. Y se continuarán con las investigaciones para esclarecer el caso.

Fuente: Primera Edición