Los próximos meses no son alentadores en cuanto al bajo caudal de agua que se verá en el río Paraná que se prolongaría hasta octubre. Desde la Subsecretaría de Energía Eléctrica señalaron de que no se revertirán los niveles bajos de lluvia en la cueca del Paraná y el río Uruguay.

//Mirá también: Nación priorizará la asistencia a poblaciones ribereñas por bajante del Paraná

Al mismo tiempo, desde el ente señalaron, según detalla El Litoral, que “si bien hay una clara bajante hidráulica a niveles históricos en las distintas cuencas, no hay un estrés para el sistema eléctrico en general y permite cubrir cómodamente la demanda a partir de otras fuentes de generación”.

Esta bajante histórica del Paraná pone en riesgo el abastecimiento de agua potable para la población, reduce la navegabilidad y operaciones portuarias. Estamos atravesando la crisis hidrológica más grande de los últimos 77 años.

A finales del mes de julio se decretó la emergencia hídrica con el objetivo de instruir a diferentes áreas del Gobierno a adoptar medidas para “mitigar las consecuencias de la grave situación que genera la bajante”.