El hombre había sido elegido como delegado de los trabajadores y fue despedido tras quejarse por una deuda.


Un hombre que fue despedido de la Municipalidad de Reconquista decidió protestar de una manera muy particular, con una soga al cuello en el techo de la sede del municipio.

Según el sitio Reconquista Hoy, el hecho sucedió este lunes 25 de marzo. El sujeto, identificado como Erasmo Bressan, se subió al techo del inmueble con una soga pendiendo al cuello. Afortunadamente, un policía pudo convencerlo de que deponga su actitud y pudo bajarlo de ese lugar.

No es la primera vez que este individuo realiza este tipo de actos. El pasado 25 de febrero se había manifestado en la vereda de la casa municipal, también con una cuerda a la altura del cuello.

Un hombre se colgó con una soga para protestar por su despido. (Reconquista Hoy)

Bressan contó que el conflicto se inicio cuando sus compañeros lo eligieron “como delegado de los precarizados de la Municipalidad”. El hombre relató que el 28 de diciembre el personal tuvo “una protesta, un cacerolazo por un adelanto que correspondía por el mes de diciembre” y que a raíz de ese inconveniente, las autoridades optaron por despedirlo.

“Ahora estoy haciendo una protesta sólo para volver a trabajar de vuelta porque se confunden, creen que es política pero yo con la política no ando. Es un vergüenza tener que hacer esto para volver a trabajar en un sector, donde uno con lo poco que sabe pueda defender los derechos de los compañeros”, se quejó.

Bressan manifestó que “el despido vino por parte de Fabrissín y el intendente no puede hacer nada supuestamente”.

“No quiero otra cosa que no sea mi trabajo. Yo lo voy a seguir peleando hasta que me den una explicación de lo que hice mal, que me digan por qué me echaron. En ningún momento yo trabajé para la política, ni nada de eso. Me dejaron sin trabajo por defender el derecho de los trabajadores, no es otro el problema, porque no falto, no tengo suspensiones, quiero mi trabajo de vuelta”, cerró.




Comentarios