El Ministerio de Seguridad también brindó detalles sobre los operativos con test de alcoholemia.


Sobre el final de la tercera semana de los operativos especiales por las vacaciones de verano en Santa Fe, el Gobierno provincial informó este domingo que casi el 20% de las inspecciones realizadas hasta el momento derivó en algún tipo de sanción por faltas de tránsito.

El patrullaje que se extiende más allá de los controles en rutas y autopistas para monitorear la actividad en playas y parques requiere desplegar diariamente más de 1.300 policías y 250 móviles en diferentes puntos de la bota.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad, en lo que va de la temporada ya se revisaron 21.679 vehículos como resultado de 1.294 operativos. En el marco de esas acciones se labraron 4.104 actas por infracciones que van desde la falta de documentación o elementos de seguridad o hasta las malas condiciones de autos y motos.

En lo que respecta al consumo de alcohol, desde la cartera reportaron 33 casos positivos a partir de 68 intervenciones dirigidas puntualmente a detectar ese tipo de irregularidades. En uno de esos controles, el test realizado a un motociclista por la Policía de Seguridad Vial (PSV) arrojó un resultado de 2,22 gramos por litro de sangre; es decir, diez veces más que el máximo permitido por la ley.

Además de los operativos y las multas que acarrean, las autoridades destacaron el trabajo orientado a concientizar tanto a residentes como a turistas mediante el reparto de folletería para generar actitudes responsables al volante. Hasta el momento, la Provincia cuenta con 19 puntos fijos y otros 70 puestos móviles dedicados a coordinar esa y otras tareas con el fin de prevenir siniestros viales.






Comentarios