Se trata de dos paquetes de marihuana que estaban dentro de un preservativo hallado en una requisa.


Los agentes penitenciarios que controlan a los familiares de detenidos en los momentos de las visitas no paran de hallar elementos prohibidos en las requisas de rigor.

Esta vez fue un extraño paquete que una mujer tenía dentro de su vagina. Se trataba de un preservativo que a su vez contenía pequeños envoltorios de droga.

La mujer en cuestión tiene 38 años e ingresó al penal para visitar a un interno del pabellón 1. El secuestro ocurrió en la mañana de este miércoles.

Por su parte, los efectivos del Centro Penitenciario, dieron aviso a la Brigada Operativa Antinarcoticos “XV” de la Policía de Investigaciones (PDI), quienes constataron que la sustancia hallada fue identificada como marihuana.

Intervino en la causa el Juzgado Federal Nº1, desde donde se dispuso que se le forme causa a la visita por presunta Infracción a la Ley Nacional de Estupefacientes Nº 23.737.Cabe destacar que la mujer fue examinada por el médico del Samco local quién no constató lesiones visibles.






Comentarios