Las pruebas se aplican para transportistas y otros rubros. El resto debe presentar un certificado de COVID-19 negativo.


La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) confirmó la realización de 3.203 test de olfato en accesos a Santa Fe. La cifra corresponde al balance del primer día de vigencia del decreto que prohíbe el ingreso desde zonas con circulación comunitaria sin un certificado negativo de COVID-19.

De acuerdo a los datos oficiales sobre el trabajo de control en los límites con Chaco y Buenos Aires, cuatro personas tuvieron que regresar porque no superaron la prueba de anosmia. Una más corrió la misma suerte porque tenía temperatura alta, otro de los síntomas que se monitorean en el marco de las cinco actividades exceptuadas dentro de la normativa.

En un reportaje con LT8, el subdirector del organismo, Osvaldo Aymo, agregó que le impidieron el ingreso a seis transportistas, uno de los rubros habilitados para entrar en caso de superar estos exámenes. Estos conductores no tenían los permisos de circulación correspondientes, algo que consideró llamativo a esta altura frente a la emergencia sanitaria.

El funcionario indicó que hasta el momento ya rechazaron el paso de 900 vehículos procedentes de otras provincias. La cifra recoge las medidas tomadas desde el último fin de semana largo con las sucesivas restricciones aplicadas dentro del programa Accesos Cuidados.




Comentarios