Después de dos meses de cuarentena que empeoraron el grave estado de sus cuentas, los clubes de la provincia podrán acceder a un régimen especial para garantizar el suministro de luz y agua. Las entidades barriales contarán con tarifa cero y las restantes tendrán una facturación diferente a la habitual para mitigar el impacto de la pandemia de coronavirus.

Durante la conferencia de prensa en la que se anunciaron otras herramientas dirigidas a servicios no exceptuados de la cuarentena, el ministro de Desarrollo Social, Danilo Capitani, indicó se modificará el esquema de cobro para las instituciones que figuran como grandes usuarios. De esta manera, sólo pagarán por el consumo real que figuran en Aguas Santafesinas (Assa) y la Empresa Provincial de la Energía (EPE) para las boletas entre marzo y mayo.

El ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, destacó a la hora del anuncio que los clubes tienen una "importancia significativa en este momento". Al respecto adelantó: "Vamos a necesitar inclusión social una vez que salgamos de esta pandemia".

Por su parte, Capitani remarcó que el Ejecutivo provincial impulsará un programa de asistencia financiera y legal para este tipo de entidades. En este camino planean otorgar de forma directa aportes no reintegrables, pero también brindarán asesoramiento a las instituciones tienen problemas administrativos o legales para acceder a la asistencia estatal.