La capital provincial lleva 39 días sin registrar nuevos casos y se incorpora al plan nacional Detectar.


Los testeos de coronavirus del plan nacional Detectar comenzarán a realizarse este miércoles en los barrios populares de Santa Fe. Tal como se pudo ver a principios de la semana en Rosario, el esquema incluye turnos para evitar aglomeraciones y sólo se enfoca en evaluar a quienes tienen alguno de los síntomas de la enfermedad.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia señalaron a Télam que las personas a examinar son convocadas luego de un trabajo previo y recorridas a cargo del personal de los centros de atención primaria que funcionan en cada sector. La estrategia se replica además en Rafaela.

La detección temprana se lleva a cabo a través de una prueba PCR, diferente de los test rápidos, y sólo se emplea para confirmar o descartar contagio por COVID-19 si los pacientes tienen una temperatura corporal igual o superior a 37,5 grados, tos y dolor de garganta.

El operativo empezó a desplegarse en una de las principales barriadas populares de Rosario y se expandirá durante la semana. En el caso de Santa Fe se prevé trabajar hasta el viernes para reanudar las extracciones el martes y miércoles de la semana siguiente. Cabe recordar que el último caso en la ciudad se conoció el 9 de abril, hace 39 días.

Bajo la consigna de “salir a buscar el virus”, la secretaria de Salud, Sonia Martorano, apuntó que prestarán especial atención a las personas mayores de 60 años por pertenecer a uno de los grupos de riesgo en la pandemia. La otra punta del ovillo para prevenir la propagación son quienes entran y salen de los barrios como parte de las actividades exceptuadas en la cuarentena.




Comentarios