La provincia salió a adquirir nuevos respiradores y buscan que haya al menos un equipo disponible cada dos camas de terapia disponible.


Aunque esperan que no sean empleadas, hecho que revelaría un pico de los casos de coronavirus, la provincia de Santa Fe confirmó que distribuidas en el territorio hay 700 camas de terapia intensiva entre efectores públicos y privados. El ministro de Salud, Caros Parola, indicó que se adquirieron respiradores y siguen buscando equipos disponibles en el mercado.

Los datos fueron vertidos este miércoles en el marco de la conferencia de prensa diaria que brinda el gobernador Omar Perotti. “De acuerdo con el número de camas, hoy en Santa Fe tenemos 2,3 respiradores por cama de terapia, buscamos bajar ésa cifra a 2 respiradores por cama“, indicó Parola cuando le consultaron sobre la cantidad de aparatos que permiten aliviar los cuadros más severos que se han dado de coronavirus en el mundo, virus que afecta sobre todo las vías respiratorias.

Estamos comprando 30 respiradores y es probable que lleguen 20 más“, mencionó el funcionario sobre los dispositivos disponibles en “la bota” en caso de una sumatoria de infectados. Vale recordar que en la práctica en Santa Fe solo hay un paciente con coronavirus hasta el momento.

“Para la estructura actual, respecto de los respiradores que compramos y los que no estaban en uso, tenemos cubierta la necesidad”, expresó Parola.

El ministro además comunicó que fueron notificados los colegios médicos y de enfermeros, para que brinden listados de profesionales dispuestos a colaborar ante una eventual convocatoria

“Vamos a trabajar con una inscripción sobre los colegios médicos y de enfermería, vamos a trabajar con esos registros para cubrir necesidades inmediatas y mediatas”, expresó.




Comentarios