Los beneficarios serán citados por orden alfabético hasta el 21 de febrero en La Redonda.


Santa Fe se sumará desde el lunes próximo al plan Argentina contra el Hambre y recibirá unas 15 mil tarjetas Alimentar destinadas a familias vulnerables que reciben asignaciones familiares, con el objetivo de dar una primera solución a las carencias alimenticias de la población y favorecer la producción local.

Así lo consideró el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, quien remarcó que “el hambre debe dejar de ser una cuestión presente en la Argentina y, en particular, en la provincia”, al recorrer el galpón 13, en la costanera de Rosario, donde se realizó el primer operativo de entrega de la Tarjeta Alimentaria en Santa Fe.

“Estamos poniendo el mayor esfuerzo y coordinación con un objetivo central: dar lucha contra el hambre; esta acción permitirá la movilidad de productores locales que estarán presentes en distintas ferias itinerantes, acercando sus productos a quienes tienen la tarjeta y garantizado poder de compra”, reflexionó.

En el ámbito provincial, el operativo de entrega de las tarjetas se inició en Rosario, donde los beneficiarios serán en principio 30 mil, y desde el lunes 17 y hasta el viernes 21 de febrero se entregarán 15 mil en Santa Fe, en el edificio de La Redonda, ubicado en Salvador del Carril y Belgrano, de 7 a 15.

Las autoridades recordaron que para la obtención de la tarjeta no hay que empadronarse ni realizar un trámite de inscripción porque se trata de un beneficio automático y señalaron que la Anses avisa telefónicamente o a través de SMS a los beneficiarios qué día podrán retirar la tarjeta.

La tarjeta otorga, para los inscriptos en la Asignación Universal por Hijo (AUH), un monto de 4.000 pesos para las familias con un hijo de hasta seis años y 6.000 pesos en el caso de quienes tienen más de un hijo o hija en la misma franja etaria.

El plástico se recarga de manera automática el tercer viernes de cada mes, sin ninguna intervención de los titulares y permite comprar alimentos por la totalidad del monto asignado, pero no bebidas alcohólicas ni sacar dinero en efectivo.

Para Perotti, “el chico que esté bien alimentado es alguien que va a rendir mucho mejor en la escuela, que va a estar mucho más motivado”.

Advirtió, no obstante, que este plan “tiene que ser el inicio de una discusión mucho más alta en el marco social, que permita que la gente no sólo pueda dar un paso adelante para conseguir una buena alimentación básica, sino que vaya generando una buena cultura de la alimentación?.




Comentarios