Un santafesino de 46 años afrontará un pedido de pena de 21 años de prisión por violar a su pequeña sobrina y no es el único familiar involucrado en el caso. Fuentes oficiales informaron que la madre está bajo sospecha por permitir el abuso y su padre ya fue condenado a pasar 12 años tras las rejas.

El hombre identificado por sus iniciales como J. A. R. tiene 46 años y la fiscal Alejandra Del Río Ayala advirtió que "a cambio de los actos sexuales, le entregó dinero a la niña". Los episodios que investiga el Ministerio Público de la Acusación (MPA) tuvieron lugar entre 2014 y 2017 y ocurrieron "de manera continua, sistemática y casi diariamente".

Una hermana de la mamá fue quien acudió a la Justicia para revelar lo que ocurría y una entrevista posterior en Cámara Gesell le permitió a los funcionarios avanzar en la pesquisa. Según la funcionaria a cargo, el tío de la nena la sometía "cuando la llevaba a 'cirujear' y quedaba bajo su exclusivo cuidado".

El último hecho registrado data del viernes 29 de septiembre de 2017 en un descampado cercano a la casa de la niña. Del Río Ayala sostiene que la madre estaba al tanto del delito que planeaba su cuñado y luego habilitó su casa "con el fin de proporcionar el ambiente para que el hombre intercambie sexo por dinero". A partir de las pruebas recabadas, el MPA pedirá una pena de 14 años para C. G. C. por facilitamiento de la corrupción de menores agravada por el vínculo y la convivencia.