El tribunal dispuso que no vaya a prisión hasta que la sentencia quede firme. La víctima es una adolescente.


El kinesiólogo acusado de abusar sexualmente de una paciente durante una sesión fue condenado pero continuará en libertad hasta que el fallo quede firme. También ordenaron la inhabilitación perpetua para ejercer la profesión.

Mariano Scali, de 29 años, comenzó a ser juzgado en el tribunal santafesino el martes luego de que la víctima denunciara lo ocurrido dentro del box de una clínica del microcentro donde estaba realizando las actividades de la terapia.

Durante el juicio la fiscal Yanina Tolosa explicó que el abuso se produjo en el lugar de trabajo “con otras personas presentes“, lo cual calificó como al “increíble”.

La situación del abuso se dio la segunda vez que la víctima iba a la sesión de terapia. La primera vez fue acompañada por su mamá”, detalló.

Con la excusa de estar realizando maniobras kinesiológicas en la adolescente, la agredió sexualmente mientras estaba en la camilla del consultorio“, amplió.

La funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) pidió 10 años de prisión pero el tribunal compuesto por Nicolás Falkenberg, Jorge Patrizi y Pablo Busaniche lo condenó a siete, no obstante el kinesiólogo continuará en libertad con restricciones hasta que el fallo quede firme. También ordenaron la inhabilitación perpetua para ejercer la profesión.




Comentarios