Se trata de un prosecretario administrativo, quien permanece detenido. En las últimas horas, la Justicia allanó su domicilio. 


Gabriel Hernández, prosecretario administrativo de la Fiscalía Federal de Reconquista, fue detenido este lunes tras ser denunciado por ejercer violencia física contra su hijo.

Detuvieron a funcionario de la Fiscalía Federal de Reconquista. (Reconquista Hoy)

La aprehensión del funcionario se realizó en la sede del Ministerio Público de la Acusación cuando éste se presentó en esa sede para hacer otra denuncia. Allí el fiscal Juan Sebastián Marichal le comunicó la noticia y Hernández reaccionó furioso y amenazó en durísimos términos al representante del Ministerio Público de la Acusación delante de testigos.

El funcionario fue remitido al hospital para el control habitual de quien es privado de libertad como paso previo a ingresarlo a una celda. Quedó alojado en el edificio de la Comisaría de Avellaneda a la espera de la audiencia imputativa, que se efectuará entre miércoles y jueves.

Detuvieron a funcionario de la Fiscalía Federal de Reconquista. (Reconquista Hoy)

Consultado por el medio Reconquista Hoy, Marichal precisó que el arresto fue por un caso de “violencia familiar” pero el abogado del detenido adelantó que le endilgarían cinco hechos vinculados con amenazas, coacciones y privación ilegítima de la libertad de su propio hijo de 12 años, con quien comparte la vivienda.

Fuentes del Ministerio de Educación y de la propia escuela a la que asiste el menor adelantaron que también hay menciones de violencia física contra el menor, quien le contaba a sus compañeritos de la escuela y por medio de ellos llegó a los docentes y a la dirección que las lesiones que presentaba estaban vinculadas con castigos de su padre.

Detuvieron a funcionario de la Fiscalía Federal de Reconquista. (Reconquista Hoy)

Una de las anécdotas que contó una fuente del colegio a dicho medio es que el niño concurría a la escuela con zapatillas rotas atadas con cintas adhesivas. Ante esta situación, padres colaboraron para regalarle un par de zapatillas que el menor agradeció y pidió guardarlas en un armario del establecimiento para que no se entere su padre.

Finalmente el detenido se enteró y concurrió al colegio para devolver las zapatillas. Luego, sancionó a su hijo por concurrir a la escuela con las zapatillas rotas por 35 días porque no había cuidado el calzado como corresponde.

El caso llegó a la Subsecretaría de la Niñez y al área correspondiente a minoridad de la Municipalidad de Reconquista. Fueron precisamente una psicóloga y una asistente social quienes se entrevistaron con el menor y luego de escucharlo a él y a su madre decidieron denunciarlo en Fiscalía. 

Detuvieron a funcionario de la Fiscalía Federal de Reconquista. (Reconquista Hoy)

Allí se enteraron que el menor pasaba muchas horas solo en su casa, incluso noches enteras cuando su padre quedaba en la casa de su novia (Eliana) en la Ciudad de Avellaneda y regresaba a las 7 se la mañana para ir a su oficina en la Fiscalía Federal y su hijo a la escuela, que está a 100 metros del lugar de trabajo de su padre y muy cerca de la vivienda que comparten.

Lo cierto es que tras la denuncia el menor quedó bajo la tutela de su madre, quien lo retiró del colegio tras enterarse de lo sucedido. 

No es la primera vez que a Hernández se le abre una causa de violencia. Anteriormente una ex pareja lo denunció por violencia de género, incluso con la utilización de arma de fuego aunque luego el caso no prosperó.

Allanamiento y secuestro de elementos

El juez Gustavo Gon ordenó el allanamiento en la vivienda del denunciado, ubicada en calle Rivadavia 313 esquina Suroeste con calle Chacabuco. Allí Hernández vivía solo con su hijo de 12 años, quien se sospecha era su víctima.

El procedimiento fue practicado por personal de la Oficina de Trata de Personas de la Policía de Investigaciones, PDI, quienes ingresaron a la vivienda con dos testigos y los abogados defensores Andrés Ghio y Andrés Ramseyer.

En el interior de la vivienda-según el abogado de Hernández- la policía secuestró computadoras, memorias digitales, un cable de acero recubierto con un plástico que se usa para asegurar la bicicleta mediante candado y varios palillos de los que se utilizan para tocar batería.





Comentarios