El gobernador advirtió que Cambiemos es "funcional" al peronismo en la puja para ganar las elecciones provinciales.


En simultáneo con la reunión entre el presidente Mauricio Macri y su flamante compañero de fórmula Miguel Ángel Pichetto, el gobernador Miguel Lifschitz opinó este miércoles que el acuerdo entre ambos dirigentes “deja más claro que Cambiemos no representa un cambio“.

Mientras todo el mundo político estaba atento a la primera foto en la Quinta de Olivos, el dirigente santafesino señaló que el oficialismo cerró una “alianza con una de las figuras más rancias del peronismo conservador“. En una crítica que también abarca a Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández, sentenció: “Todas las propuestas que se están planteando tienen que ver más con los fracasos del pasado que con una propuesta de futuro”.

Sobre su iniciativa y el apoyo del Partido Socialista (PS) a la precandidatura de Roberto Lavagna, el ex intendente rosarino consideró que la tercera alternativa “sigue teniendo mucha validez“. Sin embargo, advirtió que “hay una fuerte acción de los dos polos de la política por romper u obstaculizar esa posibilidad”.

Mientras el Partido Justicialista (PJ) llega a la recta final de la campaña provincial con el apoyo su par entrerriano Gustavo Bordet reelecto por amplio margen, Lifschitz se mostró optimista sobre el “margen positivo” para que el diputado provincial Antonio Bonfatti se convierta en su sucesor este domingo.

En un reportaje con LT8​, el titular de la Casa Gris disparó contra además contra el intendente santafesino José Corral por ser “funcional” al peronismo en “un intento desesperado por mantener sus votos” luego de las primarias. “Ha decidido jugar en esa dirección y perjudicar en todo lo que pueda al Frente Progresita. No hay peor astilla que la del mismo palo”, concluyó con tono irónico sobre el ex socio del oficialismo.






Comentarios