El gobernador consideró que en los próximos días serán recapturados los delincuentes que siguen prófugos.


El gobernador Miguel Lifschitz se mostró confiado que en los próximos días se logre detener a los seis prófugos que escaparon del minibús en el que eran trasladados por la Autopista Rosario – Santa Fe. Aprovechó para criticar a la Justicia: “Me sorprende la facilidad con la que le otorgan beneficios a los detenidos”.

“Se está investigando si es que hubo una responsabilidad por acción u omisión de los agentes del Servicio Penitenciario responsable de esos traslados”, señaló el mandatario provincial en su primera referencia al hecho ocurrido el miércoles al mediodía en el que se fugaron nueve internos.

“Ya se detuvieron a tres de estas personas, y seguramente en los próximos días se arrestará al resto”, señaló Lifschitz al tiempo que le pegó a quienes definen estos peligrosos traslados de presos.

Esto me lleva a la reflexión de la facilidad con que a veces el sistema judicial genera beneficios para personas detenidas. Estamos hablando de presos que estaban en Coronda y que se los trasladaba para que puedan estar cerca de sus familiares”, detalló respecto a la polémica decisión de los jueces que rápidamente buscaron la “reinserción social” de los detenidos junto a sus familiares, pese a los frondosos antecedentes con los que contaban.

“Creo que a veces hay que tratar de reducir al mínimo los riesgos, como en este caso. Porque no solamente se puso en riesgo a los agentes del Servicio Penitenciario involucrados, sino también a transeúntes o a personas que circunstancialmente pasaban por la autopista”, remarcó.






Comentarios