Después de 17 años la familia de Paula Toledo sigue buscando justicia pero en ese camino tan tortuoso que ya va por el tercer juicio, sufrieron un nuevo revés, el debate se suspendió por un caso positivo de coronavirus.

La joven que entonces tenía 19 años fue abusada en manada, torturada y luego asesinada. Esta vez el único acusado es Marcos Graín ya que el resto de los involucrados quedaron exentos del proceso penal por prescripción de la causa debido a que en 2003 eran menores de edad.

Ahora que la familia de Paula consiguió que se inicie un nuevo juicio, el Covid-19 se metió en el medio. Al cabo de la primera jornada del debate desde el área de comunicación del Poder Judicial confirmaron que una de las personas que estuvo en la sala contrajo coronavirus.

Ante esta situación, por protocolo se dispuso la suspensión del debate. En principio el juicio se retomaría el miércoles de la semana entrante, informaron desde el Poder Judicial.