Uno de los testimonios más esperados en el juicio contra Catalino “el chaqueño” Duré por el asesinato de Félix Valdez fue el de un joven que conocía tanto al acusado como a la víctima, de quien además era yerno, y hasta estuvo en el inicio de la investigación como sospechosos.

En su testimonio, el testigo deslizó lo que podría ser el móvil del crimen y también describió a Duré como muy violento.

Además peritos de Policía Científica reafirmaron que los rastros encontrados en la casa donde fue asesinado Valdez coincidían en un 99% con las zapatillas encontradas el día de la detención de Duré.

En contraposición a lo que había declarado Duré el día anterior, el joven aseguró que “todo comenzó por dinero, por la quema de unos hornos para cocinar ladrillos y el pago de ese trabajo. Esto me lo contó “El chaqueño” en un partido de fútbol”, reveló.

El joven agregó que Félix Valdez solía emplear muchos “changarines”, para trabajar en sus hornos de ladrillos y “yo trabajé para Félix y nunca tuve problemas. Era puntual para pagarme y a otros también. Con el único que tuvo problemas fue con Duré”, declaró.

Sobre este punto, ante una requisitoria del fiscal Pablo Peñasco, el joven dijo que él mismo ya había sido atacado en dos oportunidades por Duré.

“Las dos veces me sacó un cuchillo y yo pude defenderme. Siempre llevaba un cuchillo en la cintura y se ponía malo y odioso cuando tomaba”, detalló, en consonancia con lo relatado por otros testigos.

Otro de los testimonios importantes de esta mañana en una de las salas del Centro de Congresos y Exposiciones fue el de un funcionario de la Policía Científica, quien, acompañado de material fotográfico, relató cada uno de los indicios recolectados en la escena del crimen: la casa de Félix Valdez en el paraje La Izuelina, en el disrtito de Villa Atuel en San Rafael.

“Vimos un balde con lo que parecía ser agua con sangre, estaba fuera de la casa. Dentro de la vivienda, encontramos prendas de vestir impregnadas con sangre, mucho desorden. El hogar a leña estaba frío. En la habitación donde encontramos el cuerpo calcinado sobre una cama, no había otros elementos que hubieran sido alcanzados. Pudimos distinguir que el cuerpo presentaba un corte a la altura de la garganta”, comentó el perito.

Una de las tareas que también describió el agente fue el cotejo de las huellas de calzado que levantaron en la casa de la víctima.

Una de esas huellas fue comparada con las zapatillas que fueron secuestradas de la vivienda de El Plateado, donde detuvieron a Catalino Duré días después del crimen.

Esta pericia arrojó 13 coincidencias. “Es un 99% probabl

e que las huellas encontradas junto a la cama donde estaba el cadáver, correspondan con el calzado secuestrado en la casa de donde detuvieron a Duré”, concluyó el especialista.

El juicio se encuentra en su etapa de producción y reproducción de pruebas testimoniales y materiales y lo tiene a Catalino “El Chaqueño” Duré enfrentando tres cargos, por lesiones leves contra un joven con el que se trenzó en riña en la casa de Félix Valdez, otro por lesiones leves y coacciones contra Félix y el más grave de todos es por homicidio criminis causa, por la muerte del trabajador rural de 63 años, en julio de 2020.