Al igual que a Marley y su hijo Mirko, miles de visitantes llegaron a Malargüe para disfrutar de la nieve en lo que fue un fin de semana extra largo.

Según los datos suministrados por el área de Turismo de la Municipalidad sureña, el nivel de ocupación rondó el 90% y tuvo picos en los que hubo “ocupación plena”.

Marley y y su hijo Mirko pasaron el fin de semana en Malargüe. Foto: Municipalidad de Malargüe

“En promedio diario, Malargüe superó el 90% de ocupación hotelera e incluso, por momentos, estuvo a pleno”, remarcó Marcelo Rivarola, director de Promoción y Políticas Turísticas.

“Ha sido un fin de semana largo extraordinario dado que se ha visto una afluencia de turistas como pocas veces se ha visto en esta época”, agregó el funcionario comunal.

Dentro del análisis que realizaron desde la comuna, la nieve y en particular la apertura del complejo invernal Las Leñas, fue un imán para los visitantes.

Marley y y su hijo Mirko pasaron el fin de semana en Malargüe. Foto: Municipalidad de Malargüe

Incluso remarcaron el éxito que significó el acuerdo con el centro de esquí que ofrece a los turistas que se alojen en la ciudad un 25% de descuento en el Valle.

“Este beneficio generó un atractivo más a toda la producción que se estuvo realizando, lo que sin duda benefició a toda la cadena de comercios de la ciudad, favoreciendo también a la economía local”, destacó Rivarola.

Además de la nieve y los grandes atractivos naturales que tiene Malargüe para disfrutar, los turistas y vecinos del departamento se encontraron con espectáculos artísticos al aire libre en distintos puntos de la ciudad.

Actividades artísticas en el corazón de Malargüe. Foto: Municipalidad de Malargüe

Esta actividad que se realizó por primera, para aprovechar y fomentar las ventas por el Día del Padre atrayendo a potenciales clientes, busca instalarse de manera definitiva con espectáculos periódicos.

Junto a Las Leñas también inició la actividad en modo boutique (un máximo de 12 personas) el complejo invernal El Azufre. Luego de hacer escala en el aeropuerto de Malargüe, Marley y Mirko siguieron viaje y fueron de los primeros en conocer el lugar.