Desde el Taller de Discapacidad de la común alvearense modificaron la forma de trabajo con las personas con capacidades diferentes por la pandemia del coronavirus y mientras la emergencia sanitaria continúa presente, realizan una labor solidaria: asisten a los merenderos en el departamento con panificados.

Por día los talleristas amasan alrededor de 300 tortitas y también pan que va destinado exclusivamente a los niños que asisten a los merenderos u organizaciones que brindan la copa de leche todas las semanas.

"Somos un total de ocho a nueve personas que trabajamos a diario amasando. Además, nos hemos tenido que adaptar y aprender junto a las personas con discapacidad, tanto los Profesores de Educación Física como los talleristas, vamos todas las semanas a verlos a sus casas, porque en estos momentos no los podemos traer al Polideportivo", dijo Marisa Gambarelli, del Taller de Discapacidad municipal.