La reducción de gente a causa del aislamiento provocó cambios en el ambiente y en San Rafael también se reflejan.


Cuando comenzó a aplicarse la cuarentena en distintos puntos del plante, también empezaron a apreciarse efectos que en un principio eran impensados. Las aguas cristalinas y llenas de peces en los canales de Venecia, en Italia, fueron el primero de una serie de modificaciones en el medio ambiente que impactaron.

Dentro de ese panorama Mendoza no quedó afuera y San Rafael en particular, tampoco.

Así como la escasa circulación de vehículos colaboró para descontaminar el aire el en Gran Mendoza, el aislamiento que anuló el movimiento turístico tuvo sus efectos positivos en el ambiente sanrafealino: las aguas en Valle Grande lucen espléndidas.

Así como el año pasado Fabio Sat, hombre ligado al sector turístico en San Rafael, y un grupo de colaboradores extraían dieciocho bolsas de consorcio repletas de basura, en esta oportunidad se tomó el trabajo de reflejar los asombrosos cambios en el embalse en su cuenta de Facebook.

“Miren estas fotos de hoy me refiero a la limpieza parece que hay que aprender bastante de esta situación que pasamos”, fue el posteo que realizó Sat junto a varias fotografías en las que se puede apreciar las aguas cristalinas y limpias en el lago.




Comentarios