El efectivo cumplía funciones en el CEO en San Rafael. La detención la ordenó el juez Federal.


Personal policial tuvo que detener a un compañero de la fuerza en San Rafael por difundir información falsa sobre un supuesto caso de coronavirus lo que desató una ola de temor en la población.

La detención del efectivo que cumplía funciones en el CEO sureño se concretó en la tarde del sábado por orden del juez Federal Eduardo Puigdéngolas.

El policía fue apresado segundos antes de que partiera a su casa tras cumplir con el turno diario, lo procesaron y demoraron hasta la una de la madrugada de este domingo, aproximadamente, en que recibió la libertad.

Además del proceso judicial en su contra, al policía “lo pasaron a pasiva” comentó una alta fuente policial.

El audio que envió el efectivo por WhatsApp comenzó a circular el sábado y se viralizó rápidamente. En el hacía mención a la sanrafaelina que trabaja en Migraciones y fue una de las que recibió en el Aeropuerto de Mendoza a la mujer de 62 años que llegó de Italia y luego resultó ser el primer caso confirmado de coronavirus en la provincia.

Después de tener contacto con la infectada el 13 de marzo, la empleada de Migraciones regresó a San Rafal, realizó vida normal, desconociendo por completo lo que sucedería ocho días más tarde.

Cuando la viajera de 62 años dio positivo a coronavirus, activaron el protocolo en San Rafael y notificaron a la mujer por haber estado cerca de la enferma. En medio del traslado de la joven al hospital Schestakow para examinarla, el efectivo envió el audio y desató una pandemia de terror entre la gente.

“Debido a la conmoción pública que lógicamente tendría y con una sospecha cierta que el autor del audio sería policía. Se ordena por parte de Juez Federal Eduardo Puigdéngolas que el jefe de la Policía Distrital, comisario general Eduardo Algaba, con la cúpula policial se constituyera en el CEO e investigara lo sucedido. Se detectó a prima facie quien sería el causante de dicha comunicación y se procedió por orden del juez a detenerlo”, informaron oficialmente.

Al policía infractor secuestraron el celular y le iniciaron una causa por falta a los deberes de funcionario público e intimidación, indicaron desde la jefatura Distrital Sur.

Sin síntomas pero en cuarentena

La protagonista del supuesto caso de coronavirus que generó una ola de terror en San Rafael no tenía síntomas y fue enviada a la casa para que guarde la cuarentena.

Cuando se confirmó el caso de coronavirus en la mujer de 62 años que arribó de Italia “por protocolo fue examinada y aislada” la empelada de Migraciones y “no reúne la definición de caso sospechoso”, sostuvo el doctor Abel Freidemberg, coordinador del ministerio de Salud en el sur mendocino.

“Se desestimó que deba estar interna en el hospital (Schestakow) y la trasladaron a la casa para que cumpla con una estricta cuarentena”, agregó.

Además aseguró que no se toma este caso en particular como “contacto estrecho” sino que fue ocasional.

Un empresario detenido

Un empresario también fue detenido por difundir información falsa por un supuesto caso de Covid-19 en la zona de Las Leñas.

En este caso actuó personal de Gendarmería Nacional. También le incautó el celular.




Comentarios