Para adecuarse al decreto que estableció la cuarentena obligatoria en todo el territorio nacional pero al mismo tiempo garantizar los servicios mínimos (salud, seguridad, alimentos), el transporte público de pasajeros continuará funcionando pero más acotado.

Esa modalidad de hacer los recorrido pero como si fuera día domingo, se mantendrá hasta el 31 de marzo. Con esa medida los colectivos reducirán sus frecuencias al 30%.

En cuanto al servicio de taxis y remises, podrán trabajar solamente a pedido, "por razones esenciales", precisó el Gobernador.

La empresa Iselín detalló que las líneas urbanas funcionarán como día domingo mientras que los servicios de media y larga distancia reducirán su circulación.