De cara a las elecciones, aún con candidaturas por cerrar, va configurándose el mapa político nicoleño. Quien ya se lanzó de lleno a la carrera por la intendencia fue la propia Paola Enrico, del Movimiento Evita, que tuvo claramente el apoyo del referente del partido, Gabriel Legarreta. Aunque podría dirimirse en internas dentro del peronismo.

La definió como "una cara nueva en la política local, sin los vicios de la vieja política". "Lo más importante es el trasvasamiento generacional. Hay una nueva generación de militantes políticos en diversas fuerzas y es el momento de darles paso a ellos", señaló Legarreta.

En tal sentido, no sólo destacó y valoró positivamente la aceptación del desafío de ser precandidata de Enrico, sino que también celebró el hecho de que existan en el menú de posibilidades electorales dirigentes como el propio Manuel Passaglia, el metalúrgico Luis Sánchez y la senadora Cecilia Comerio. "Eso es saludable para la democracia, en este caso acá en San Nicolás", sostuvo y remarcó que "los viejos tenemos que dar un paso al costado".

Respecto de la situación actual del país, no vaciló: “Es un genocidio social. Nunca pensé que se iba a llegar a esto. La crisis de 2001 fue un ratito, pero esto se profundiza cada vez más”.

"Es una vergüenza que la mitad de los pibes menores de 14 años sean pobres. Es inconcebible", señaló Legarreta a El Norte, quien ratificó que su organización junto con la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) participarán activamente este jueves de la jornada nacional de movilizaciones. "Nosotros nos vamos a movilizar acá con todo", cerró.