Se presentó este lunes espontáneamente en una comisaría a sabiendas de que los buscaban. 


Desde el Hogar San Hipólito denunciaron que este domingo Nadia Belén Cáceres, de 23 años, retiró de la institución a sus dos pequeños hijos, pero no regresaron. Se trata de Thiago Cáceres (4) y Aron Brest (2), ambos alojados allí por una medida del Tribunal de Familia Nº 3.

Se ignoraba cuál podía ser el paradero, sobre todo porque nunca habían tenido inconvenientes con las visitas, según relató una de las trabajadoras sociales.

Tras un día de incertidumbre, la buena noticia es que aparecieron en Rosario. Cáceres se presentó espontáneamente en una comisaría de la vecina ciudad con sus hijos a sabiendas de que los buscaban. Al parecer, estaban todos en buen estado de salud. Intervino la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes.






Comentarios