Se mostró cerca del gobernador santafesino Miguel Lifschitz y habló de potenciar la región y trabajar en conjunto. 


La edición número 30 del Campamento Nacional de las Juventudes Socialistas en San Nicolás sirvió también como parámetro de posibles alianzas en un nuevo año electoral. Si bien el actual intendente Manuel Passaglia todavía no anunció su intención de candidatearse, se lo vio este fin de semana muy cerca del gobernador santafesino Miguel Lifschitz.

De hecho, elogió los sistemas de salud y educación de la vecina provincia y refirió “que es momento de terminar con la falsa idea de que una ciudad debe crecer aisladamente”, sobre todo por la cercanía con Rosario.

“Hay que trabajar en soluciones para que podamos estar mejor conectados y crecer en conjunto, no competir innecesariamente”, sostuvo el líder del Ejecutivo, enrolado en las filas de Cambiemos. De la otra vereda, Lifschitz rechazó un acercamiento al partido a través de Martín Lousteau y reafirmó su disidencia respecto del macrismo: “Desde el comienzo teníamos la certeza de que nos llevaba a una crisis económica y social”.

Sin embargo, destacó el desarrollo de las grandes obras de infraestructura de la ciudad como parte de ese proyecto, que hoy conforman el autódromo, la costanera, el Estadio Único y el Parque Industrial Norte (PIN). “San Nicolás está mucho más linda y grande de cómo la recordaba”, sostuvo el titular de la Casa Gris.

Para Passaglia, “la idea de sentarnos a dialogar y trabajar en conjunto es de por sí un gran avance. Este fue el primer encuentro, pero San Nicolás está lista para trabajar con Santa Fe en muchos aspectos”, que van desde salud y educación, hasta empleo y transporte. Además, dejó entrever la posibilidad de que los nicoleños reciban atención médica en Rosario aún con obras sociales bonarerenses. 






Comentarios