De hábitos nocturnos, es muy común encontrarlos entre la ropa, calzado o bajo los muebles. Las recomendaciones de la muni. 


Si bien es cierto que los alacranes están activos todo el año, en la época estival es cuando hay que estar más atentos, sobre todo porque uno suele andar descalzo y dejar la puerta abierta. Y aunque son de hábitos nocturnos, están entre la ropa, el calzado y los muebles.

“Haciendo un mapeo de la distribución geográfica en la ciudad, podemos decir que están en todos lados. En un principio, era más común encontrarlos en el centro porque hay edificios más viejos y por la red cloacal. Ahora que se ha extendido, incluso hasta en las delegaciones hemos tenido casos”, explicó Gastón Canevaro, veterinario municipal.

Ante una picadura se recomienda acudir al centro de salud más cercano, sobre todo si si manifiestan síntimos como vómitos, palpitaciones o salivación excesiva. 

Medidas preventivas

– No caminar descalzo.

– Sacudir la ropa y los zapatos antes de vestirse y la ropa de cama antes de acostarse.

– Separar las camas de la pared.

– Tener precaución al revisar cajones o estantes.

– Observar el piso del baño antes de bañarse.

– Cubrir con tela metálica los resumideros.

– Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras.

– Mantener limpio y ordenado el interior del hogar y libre de malezas una superficie amplia alrededor de la casa o campamento.

– No acumular leña, ladrillos o escombros cerca de la vivienda.

– Dentro de lo posible, revocar paredes, tapar grietas en pisos, paredes y techos.






Comentarios