El pasado viernes, un joven de 30 años murió tras caer al vacío mientras probaba la estructura de una tirolesa que había instalado junto a otras 3 personas. A raíz de eso, desde el Colegio de Ingenieros de San Luis, hablaron sobre la importancia del relevamiento técnico de estas obras.

Alejandro Kane, presidente del Colegio, habló al respecto y dijo que la tirolesa en cuestión “no estaba en el listado para ser verificada”. “Tengo entendido que estaba recién construida, tampoco fue registrada en el Colegio de Ingenieros como corresponde”, añadió.

Además, Kane reclamó por la falta de profesionales en la construcción de este tipo de estructuras y la falta de supervisión por parte de algún/a ingeniero/a capacitado/a.

Matías Maximiliano Aguilera, el joven fallecido Foto: El Diario de la República

Es gravísima la situación, no solo en tirolesas, en derrumbes también. Cada vez que hay una tragedia y un fallecimiento se vuelve a ver la falta de presencia de un profesional para certificar la seguridad. Ahí se ve la importancia de los ingenieros y de los técnicos que están para proteger las vidas”, sentenció el presidente.

Autoridades señalaron que el año pasado se había firmado un convenio para trabajar en la seguridad técnica junto a la Secretaria de Turismo provincial. Se había hecho un listado que brindó la entidad del Gobierno, y se verificaron 10 tirolesas en toda la provincia.

La estructura en cuestión no estaba en este registro.

Cómo se produjo el accidente

Los 3 amigos que instalaban la tirolesa junto a Aguilera relataron cómo fue. Los 4 probaban el sistema de cables para corroborar que funcionaba de manera correcta. Explicaron que la tirolesa tenía 3 tramos, el primero de 130 metros y el segundo de unos 200.

“Declararon que se tiraron del primer tramo sin ningún problema. Después, uno de ellos se tiró del segundo tramo, también sin problema”, precisó el fiscal de la causa. A los pocos minutos, mientras otro se preparaba para lanzarse por ese segundo tramo, Aguilera se largó.

Cuando el joven realizaba el recorrido, uno de los extremos del cable de acero que lo sostenía se desprendió, de acuerdo a lo contado por los únicos testigos del accidente. Esto causó que Aguilera cayera desde unos 30 metros al vacío.