El lunes el Refugio de Contención Animal rescató a una potranca de cuatro meses luego un llamado al 147 (Sistema Único de Reclamos) y luchan para que continúe con vida. Se encontraba con hipotermia, desnutrición y deshidratación.

//Mira también Búsqueda de Guadalupe: Docentes Autoconvocados marchará para pedir por la aparición de la niña

Fue analizada por médicos veterinarios luego de su rescate. Los profesionales trabajaron en estabilizar su temperatura corporal y se enfocan en que pueda alimentarse con autonomía.

La responsable del predio, Soledad Martínez, expresó: “estaba viva de milagro, intentaba comer del piso, pero estaba muy débil, además tiene sus patas delanteras obstruidas. A una no la asienta directamente, su vaso está sano, pero doblado”.

“Ese día hizo mucho frío, ella estaba literalmente tirada y sin fuerzas para pararse. Si no llegábamos a tiempo se iba a morir”, sostuvo. Luego agregó: “No entendemos por qué estaba en esas condiciones, es muy chica para comer sola, debería estar mamando. Lo llamativo es que no hay caballos en esa zona. Por eso quiero creer que se ha perdido y no supo cómo volver”, añadió la encargada.

//Mira también San Luis renovará más de la mitad de la Cámara de Diputados y cuatro departamentos elegirán senadores

La funcionaria además explicó que por su condición no puede caminar mucho, y su estado deplorable es de vieja data. “No sabemos si ha tenido dueño en algún momento, ni dónde está su mamá. Lamentablemente no es la primera vez que nos encontramos con situaciones similares, el año pasado en pleno verano recibimos una denuncia de maltrato y pudimos rescatar a una potranca recién nacida, pero falleció”.