Con el avance de la pandemia, el coronavirus se llevó la vida de 6 profesionales de la salud puntanos. La Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) envió al gobernador Alberto Rodríguez Saá una carta exigiendo que se vacunen a todos los médicos “sin discriminar”.

// Mirá también: Víctima del coronavirus: murió un distinguido médico de Justo Daract

Si bien desde el Gobierno de San Luis no se brinda información oficial respecto a los contagios, según los números que maneja el Ministerio de Salud de la Nación, los casos positivos entre el personal sanitario han sido 67. De los cuales, seis fallecieron desde octubre del año pasado que se registró la primera muerte en el sector.

Esta semana murieron por Covid-19 el médico Jhon Rodríguez Canosa, quien trabajaba en el área privada de Justo Daract, y la enfermera del Policlínico de Villa Merlo Silvia Agüero.

Rodríguez Canosa había sido internado en el Hospital Juan Domingo Perón, la semana pasada, por un grave cuadro de neumonía; en tanto esperaba su turno para recibir la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Agüero tenía 53 años y obesidad como enfermedad de base. Estaba internada en terapia intensiva.

Ante esta situación, los profesionales redactaron una carta abierta para el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, en la cual solicitan que vacunen a todo el equipo de salud. “No hay espacios de internación. Comenzará la dolorosa y angustiante selección de pacientes y de esto el equipo de salud no es culpable”, señalan en la carta.

Además, Gerónimo Ortiz, secretario adjunto de ATSA, desmintió las afirmaciones de la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, que había señalado que el 90% ya había sido inmunizado.

// Mirá también: Belgrano es el departamento puntano con mayor riesgo por Covid-19

La carta a Rodríguez Saá

La misiva firmada por la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina expresa textualmente:

“El colapso sanitario llegó encontrando a los trabajadores del sector público como privados cansados, estresados, agobiados, e ignorados por sus funcionarios que relajados como siempre se dedicaron a perseguir y amenazar con sanciones si se negaban a cumplir con recargos de horas de trabajo.

Señor gobernador, esta terrible pandemia está matando gente y no sabemos a qué hora tocará nuestra puerta, este virus que ataca a todos por igual, no sabe de estatus social y económico, no tiene banderías políticas partidarias, no distinguen raza ni religión.

Señor gobernador, respetuosamente pedimos que ordene la vacuna urgente al equipo de salud, camilleros, mucamas, choferes, administrativos, medidos, bioquímicos, kinesiólogos sin discriminar, sin importar si son del sector público o privado.

Señor gobernador, el equipo de salud del interior provincial en su gran mayoría por no pertenecer al círculo de amigos de sus funcionarios aún no recibieron esa vacuna que le propone a la humanidad una mejor expectativa de vida.

Su equipo de expertos (biólogos, infectólogos, sanitaristas, bioquímicos, neurólogos, psiquiatras, virólogos, etc) detectaron una nueva cepa en nuestro San Luis, lo cual agrava la situación por la que estamos atravesando.

Señor gobernador, el sistema público y privado llegó a su límite, no hay espacio de internación; comenzará la dolorosa y angustiante selección de pacientes en las terapias intensivas y de esto el equipo de salud no es culpable.

Señor gobernador, la soberbia y el abuso de poder de sus funcionarios de salud, nos llevaron al caos, los trabajadores no se relajaron fueron sus funcionarios que le dieron la espalda al pueblo, a sus funcionarios sólo les importo todo este tiempo recorrer el shopping para las compras directas.

Queremos y exigimos ser vacunados, nosotros también tenemos derecho a la vida, nosotros los trabajadores de salud tenemos una familia a quien proteger.”

Los trabajadores fallecidos

Desde octubre del 2020 que se registró la primera muerte entre los trabajadores sanitarios hasta esta semana, se han acumulado seis fallecidos en la triste estadística.

  1. Fabián Núñez. Se desempeñaba como enfermero en el Hospital Juan Domingo Perón, de Villa Mercedes. Falleció el 11 de octubre de 2020.
  2. Andrés Di Genaro. Cirujano y director del Sanatorio Ramos Mejía murió internado en la unidad de terapia intensiva el 25 de octubre de 2020, por una falla respiratoria severa.
  3. Fernando Romero. El ex director del Hospital Juan Domingo Perón también estuvo varios días internados y falleció el 10 de noviembre de 2020.
  4. Mario Rodríguez. El odontólogo del Hospital del Oeste, que estaba anotado para recibir la vacuna y aguardaba su turno, murió el 19 de marzo de 2021.
  5. Silvia Agüero. La enfermera del Hospital de Villa Mercedes se encontraba en terapia intensiva cuando murió el 22 de abril de 2021.
  6. Jhon Rodríguez Canosa. Murió el mismo 22 de abril a la noche.

La estadística del personal sanitario cuenta una séptima muerte, pero es un caso diferente. Sergio Marcellino dio positivo para Covid-19 el 9 de setiembre de 2020. No estaba ejerciendo sus tareas en el Hospital de Villa Mercedes desde marzo de 2020. Falleció cuando estaba internado en una institución privada por una patología quirúrgica.