Antes de la llegada del coronavirus, en San Luis, funcionaban cerca de 15 peloteros en las principales ciudades de la provincia, hoy solo queda mucho menos de la mitad.

Por su parte, los propietarios cuestionan la falta de respuesta del Ejecutivo provincial que continúa sin aprobar los protocolos. Cabe destacar el rubro ya volvió a trabajar en provincias vecinas, como es el caso de Córdoba y Mendoza.

Los peloteros continúan cerrados en San Luis. Imagen ilustrativa.

Desde el sector cuentan que, a pesar de los diferentes reclamos, hace 10 meses que no pueden trabajar y solo cuatro negocios lograron subsistir en la capital puntana.

Durante el mes de diciembre, el Gobierno anunció que se reuniría el día 21 de ese mes con los representantes de las actividades comerciales que todavía no estaban aprobadas. Pero, debieron esperar 22 días para ser atendidos.

Cabe destacar que, en dicho encuentro no se reunieron con el Comité de Crisis, sino con funcionarios del programa Industria y Comercio, dependiente del ministerio de Producción.

Desde el sector continúan reclamando respuestas por parte del gobierno provincial, ya que por el momento solo enviaron inspectores a visitar 2 o 3 salones y luego comenzaron sus vacaciones, por lo que los peloteros siguen inhabilitados.

Fuente: El Chorrillero.