Este lunes, agentes del Departamento Unidad Federal de Investigaciones de Delitos Ambientales, desarticularon a una organización criminal que se dedicaba a la comercialización de una sustancia nociva para la salud pública, la cual promocionaban como “milagrosa” contra el coronavirus, el cáncer y otras patologías similares.

// Mira también Llegan más de 3.000 dosis de Sputnik a San Luis

Esta banda operaba en distintos puntos del país. Por ello, la Policía Federal realizó 18 allanamientos simultáneos en varias provincias.

La investigación se inició en enero del corriente año, a raíz de un dictamen efectuado por el Dr. Ramiro González. Luego de haber recopilado información, se pudieron evidenciar las maniobras realizadas por un individuo de nacionalidad alemana, que se autoproclamaba como un referente de esta fórmula “milagrosa”.

Este producto, denominado MMS (siglas en inglés para ”Sustancia Mineral Milagrosa”), era fabricado en laboratorios clandestinos y su materia prima era el dióxido de cloro.

Lo preocupante era que estos productos no solo se comercializaban en lugares físicos, sino que se publicitaban en diversas redes sociales y plataformas digitales como Facebook, Instagram y Mercado Libre.

Esto fue advertido por los investigadores que, posteriormente, permitieron que con el total de las pruebas obtenidas el Juzgado Federal N°4, a cargo del Dr. Ariel Lijo, ordenara 18 allanamientos simultáneos en CABA, provincia de Buenos Aires, Mar del Plata, San Luis, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Salta, Jujuy y Entre Ríos.

EvidenciasEl Corredor

Durante los operativos, en los que participó personal de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (A.N.M.A.T.), fueron detenidos un hombre y una mujer, mientras que otros 5 hombres y 5 mujeres fueron imputados en la causa.

También fueron secuestraron tambores de 50 kilos, bidones, recipientes con dióxido de cloro, frascos y bidones de diferentes tamaños que contenían una sustancia líquida amarillenta rotulada con esta sigla “MMS”, un kilo de marihuana, documentación relativa a la comercialización del compuesto, libros escritos por su creador, certificados expedidos y firmado por el principal imputado, teléfonos celulares, dispositivos electrónicos varios, más de 40 mil dólares, 724.500 pesos, valiosas monedas de oro austríacas y demás elementos de interés.

Algo que también llamó la atención fue que, durante las pesquisas realizadas en Merlo, se identificó a un hombre que, además de vender dicho producto, se le secuestró gran cantidad de elementos alusivos al partido Nacional Socialista Alemán de los Nazis, por lo que también fue imputado por infracción a la ley sobre “Conductas Discriminatorias”.