Han pasado 16 días desde la desaparición de Guadalupe Lucero. La pequeña de 5 años fue secuestrada mientras jugaba en la vereda de su tía y aún no se sabe nada de su paradero. Mientras una salteña dice que la niña es víctima de trata, se investigan en Mendoza otras hipótesis.

// Mira también: La causa en torno a la búsqueda de Guadalupe Lucero no pasará a la Justicia Federal

Sin embargo, hay una mujer que asegura saber dónde está resguardada la niña. Se trata de una salteña, quien dice que Guadalupe fue llevada por una red de trata.

La mujer, había sido víctima de trata ella misma, dice que la persona a cargo de la red le indicó dónde está la niña ubicada, brindándole toda la información de su secuestro.

Este fin de semana fue trasladada a San Luis, donde prestó su declaración a la policía puntana de la información que asegura ser verdadera. La mujer también le envió la misma información, mediante mensajes, a los padres de Guadalupe.

No obstante, la policía sanluiseña hizo caso omiso al testimonio de la mujer salteña, por lo que la testigo espera declarar ante la Policía Federal. Si bien más temprano se confirmó que el caso de Guadalupe no sería trasladado a los efectivos federales, según se compruebe su veracidad, esta información podría significar un cambio en el tratamiento del caso.

Actualmente la mujer salteña sigue en San Luis, a la espera de más indicaciones.

Búsqueda de Guadalupe en Mendoza

Durante la tarde del martes, surgió otra hipótesis que comenzó a traer revuelo en el caso. Algunos indican que la niña fue secuestrada y llevada a Mendoza, pero aún no hay nada oficial.

Según las sospechas, se cree que la niña fue secuestrada por su padre biológico - no es Eric Lucero -, o por algún familiar cercano de Yamila, su mamá, quienes viven en la zona este de la provincia mendocina.

// Mira también: Búsqueda de Guadalupe: creen que la pequeña pueda estar en Mendoza, secuestrada por su papa biológico

Según fuentes del Ministerio de Seguridad de la provincia de Mendoza, se están comenzando las averiguaciones en la provincia, mediante la constatación o descarte de hipótesis, para analizar la posibilidad de un rastrillaje en la zona.