Alberto Rodriguez Saá dialogó con los jefes comunales de Merlo, Santa Rosa, Candelaria, Quines, Lafinur y La Punilla, para analizar la situación sanitaria de la zona.


El encuentro virtual se desarrolló durante la noche del miércoles y en la charla repasaron la actualidad sanitaria de cada localidad, acordaron los inmediatos pasos a seguir y coincidieron en reforzar el cierre de los límites, rutas y caminos rurales que componen las fronteras con Córdoba, especialmente con la región de Traslasierra.

La decisión radica en el brote de casos positivos de COVID-19 que experimentó en las últimas 48 horas la localidad cordobesa de Villa Dolores, muy cercana al norte puntano.

En cuanto al balance del diálogo con los jefes comunales, Rodríguez Saá trazó un resumen durante el reporte que emitió este miércoles por la noche desde Terrazas del Portezuelo en compañía del Comité de Crisis provincial.

Alberto Rodríguez Saá

“Explicamos la situación epidemiológica y todos comprendimos lo que ocurre. La zona blanca cordobesa ha cambiado y ahora estamos con incertidumbre y debemos extremar los cuidados y la prevención”, afirmó Alberto.

“ El punto más importante es que todos trabajaremos sin relajarnos, con mucha celeridad, con mucha militancia, para cerrar todas las entradas a la provincia de San Luis y un sinnúmero de caminos informales entre las dos provincias. Caminos rurales e incluso aquellos caminos privados que unen las dos provincias. Hay campos que comprenden terrenos en ambas provincias. Entonces pueden pasar por esos campos de una provincia a otra. Todo eso se trabajará coordinadamente con los intendentes que mostraron plena disposición para evitar el ingreso a San Luis a aquellos que lo quieran hacer sin cumplir los protocolos”, agregó.




Comentarios