Desde el municipio informaron que ningún otro alimento puede ser elaborado en casa.


Por el festejo de las fechas patrias y la crisis que se está viviendo por la pandemia, los puntanos quieren generar ingresos extras y la cocina amateur creció de forma exponencial.

Según lo que explicó el director de Bromatología, Federico Vallone, la elaboración del resto de los alimentos en el ámbito domiciliario para comercializar, no está avalada ni permitida.

Los únicos habilitados a trabajar en el rubro son los comercios con la habilitación oficial del área municipal correspondiente.

“Es entendible la situación económica y social que atraviesa la gente, pero este tipo de actividad no está permitida por Bromatología. Es por que no podemos realizar un control estricto de la manipulación que tienen los alimentos antes, durante y después de su elaboración, como tampoco de su procedencia” indicó Vallone. Quien además dijo que la prohibición es para evitar intoxicaciones leves o graves. 




Comentarios