El hombre es sonidista, músico y trabaja en el Programa Cultura, dependiente del Gobierno de San Luis.


El martes al mediodía la jueza Penal 3 de San Luis, Virginia Palacios, le tomó indagatoria al hombre de 43 años que fue denunciado el año pasado, por una mujer y una de sus hijas, como autor de los abusos sexuales sufridos por sus dos hijas biológicas desde que eran niñas. Hoy, una de ellas tiene 17 años, y la otra, 22.

Cuando tuvo los indicios suficientes, Palacios ordenó su detención inmediata que fue concretada a última hora del lunes en calle Caseros al 2100, cerca de su domicilio de la capital puntana.

El hombre es sonidista, músico y trabaja en el Programa Cultura, dependiente del Gobierno de San Luis, y está acusado como presunto autor de “Corrupción de menores agravada”, “Abuso sexual gravemente ultrajante” – a los ultrajes a los que fue sometida la hija más grande– y “Abuso sexual con acceso carnal” –en relación a las violaciones a la menor.

Ambos delitos están agravados por el vínculo y por el aprovechamiento de la convivencia preexistente, siendo la víctima menor de edad.

El imputado solicitó la prórroga de los ocho días de detención, informó el director general de Investigaciones, comisario mayor Roberto Molina a El Diario de la República

La madre de las víctimas hizo la denuncia en el 2018, luego de que la menor le confirmara los ultrajes sufridos a manos de su padre. 

La mayor también lo hizo, por su caso. Vanesa, la mamá de las chicas, le dijo al mencionado medio que le da tranquilidad la noticia, aunque no deja de sentir gran dolor. “Es mucha impotencia. Ruego a Dios que ellas se recuperen de este calvario por el que pasaron”, confesó.





Comentarios