Un feroz incendio se desató en una precaria vivienda del departamento Pocito, en la provincia de San Juan. Allí, un pequeño de 3 años jugaba con un encendedor y provocó que las llamas arrasaran con todo lo que había en la vivienda. Tanto el pequeño como su madre y su abuela pudieron escapar a tiempo.

//Mirá también: Una nena sanjuanina de 2 años tomó alcohol en gel y tuvo que ser internada de urgencia

Todo ocurrió en calle Florida, entre Amaya y 21 de Febrero, en la localidad de Carpintería. El propietario de la casa, Braulio Díaz, comentó ante los efectivos policiales que su nieto se encontraba jugando con un encendedor en una habitación y, en un descuido, se originaron las llamas.

La familia pudo abandonar a tiempo el domicilio y alertar al equipo de Bomberos del Departamento Rawson. Si bien el personal policial y de bomberos arribó de inmediato al lugar e intentó sofocar las llamas, las pérdidas fueron totales. Las llamas se expandieron por toda la casa, incluida las habitaciones de caña y nylon. El techo del comedor terminó cayendo como consecuencia del incendio feroz.

//Mirá también: El durísimo relato del padre de la nena de 4 años que murió por no recibir atención médica adecuada tras una accidente vial

Personal de salud asistió a la familia porque, tanto la abuela del pequeño como su madre, aspiraron humo. Fuentes policiales informaron que ambas se encuentran fuera de peligro.