Un confuso episodio tuvo lugar en una finca del departamento Pocito, donde un menor de 16 años terminó baleado. El joven, identificado como C.I.H, tuvo que ser hospitalizado de urgencia y hoy se encuentra internado, en buen estado de salud. Los serenos de la propiedad fueron detenidos. Con la misma suerte corrió el encargado del lugar.

//Mirá también: Dos presos sanjuaninos tenían salidas transitorias y son acusados de robar casi $600 mil

Según publicó Tiempo de San Juan, todo ocurrió en el interior de una finca que está ubicada por calle Aberastain, entre Cales 17 y 18. El adolescente, quien es oriundo del asentamiento “Colmina”, habría ingresado al domicilio con intensiones de robar el cobre del motor de una bomba de agua.

El herido no estaba solo, lo acompañaban dos cómplices que al momento de las detonaciones huyeron con destino desconocido. En cambio, el menor recibió un disparo en la espalda (al costado derecho, arriba de la cadera) que habría efectuado uno de los serenos detenidos. El muchacho cayó desplomado al piso y tuvo que ser asistido de inmediato por una ambulancia.

El joven terminó en el Hospital Guillermo Rawson, donde lo operaron para extraerle el plomo. Según el parte médico, presentaba herida de arma de fuego con de entrada sin salida, fractura y herida cortante en cresta iliaca derecha (cadera), escoriaciones en brazo derecho y politraumatismos.

Por el caso, la Policía detuvo preventivamente a los dos serenos y a un encargado de la finca. Además, secuestró una arma de fabricación casera, conocida como “tumbera”. La misma le pertenecería a uno de los detenidos.

//Mirá también: Delincuentes quisieron robar un transformador y dejaron sin luz a varios vecinos de Ullum

Ahora será el Segundo Juzgado de Instrucción el que intervenga e investigue el confuso episodio. Según los serenos, el joven hospitalizado habría entrado a robar y lo sorprendieron “metiendo mano a un motor”.