El túnel que conectará a Rivadavia con Zonda cada vez está más cerca de comenzar a construirse. La semana pasada, el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional aprobó un crédito de casi 50 millones de dólares para poder realizarlo, según informó Julio Ortiz Andino, el ministro de Obras, a Diario de Cuyo. De esta manera, desde el Gobierno de San Juan se ponen a punto para convocar a las empresas interesadas en el proyecto en abril o mayo. Los trabajos iniciarían en el segundo semestre, posiblemente entre julio y agosto.

En total, el préstamo que se aprobó es de 49.970.000 dólares, equivalente a alrededor de 4.600 millones de pesos. El Fondo de Infraestructura Regional recibirá los recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para poder financiar la obra que implicará la construcción de un túnel de 1.070 metros en Sierra de Marquesado. El mismo tendrá por encima entre 300 y 400 metros de montaña y el paso va a permitir la circulación directa entre los departamentos Rivadavia y Zonda, acortando la distancia de la ruta que hoy se transita por la Quebrada de Zonda.

Cabe destacar que el túnel no será solo para la circulación vehicular, sino que principalmente contendrá el paso de las cañerías del acueducto Gran Tulum, además de la red de gas, fibra óptica y también tendido eléctrico. El túnel servirá de conexión a la Ruta Interlago, ya que desembocará al acceso que lleva al dique Punta Negra y que en un futuro también conectará con Caracoles y El Tambolar. Por lo tanto, la obra tendrá contemplada también un concepto turístico.

El proyecto original sufrió algunos cambios, como la eliminación de un viaducto que unía la avenida Ignacio de la Roza y Libertador. También se incluyeron algunos caminos de acceso, como el del empalme por la Ruta provincial 14 (avenida Libertador), entre otros. El túnel en sí beneficia al proyecto del acueducto, y sus modificaciones (inicialmente iba a costear la Quebrada de Zonda) ahorraron unos 10 mil metros de caños.