El caso conmueve a la provincia de San Juan. Cuando el país celebraba la victoria de la Selección Argentina frente a Brasil por Copa América, un trágico accidente de tránsito le arrebató la vida a un pequeño de 8 años. El conductor que lo atropelló manejaba en estado de ebriedad e intentó huir tras el siniestro. Ahora está preso y podría recibir la pena máxima.

//Mirá también: San Juan: investigan la muerte de un niño de 4 años que murió en su casa

El hecho ocurrió a las 1.50 del domingo pasado, en una transitada esquina del departamento Rawson. El conductor borracho, identificado como Walter Sigalat, de 27 años, circulaba en su Renault Clio en contramano hacia el Norte. Por la otra calle lo hacía un Ford Taunus que manejaba Diego Pérez. Al chocar entre sí, fue este último el que se subió a la vereda y embistió al pequeño Benjamín Silva, de apenas 8 años. El niño fue aplastado contra una pared y murió en el lugar.

La situación de ambos conductores es distinta, pese a que fue el auto de Pérez el que terminó impactando contra la víctima. Sigalat intentó fugarse del lugar tras el choque, pero no llegó lejos por un desperfecto mecánico. Además, le imputaron otros cuatro agravantes: manejar alcoholizado, no poseer licencia de conducir, circular en contramano y por culpa temeraria (se considera que se le representó el peligro de su maniobra al volante pero confió en poder evitarlo). De acuerdo a la resolución del fiscal que investiga el caso, el sujeto también manejaba sin luces y a una velocidad inapropiada.

Según publicó Diario de Cuyo, estos atenuantes fueron claves para que el juez Gabriel Meglioli dictara cuatro meses de prisión preventiva para Sigalat. Además, el fiscal Francisco Micheltorena, de la UFI Delitos Especiales, adelantó que pedirán la pena más dura que comprende el delito que le imputan, un homicidio culposo quíntuplemente agravado, cuya condena puede ser de 3 a 6 años de prisión.

//Mirá también: Conmoción en Chimbas por una mujer quemada: sospechan de su pareja

Mientras que Pérez fue excarcelado y seguirá el proceso de investigación en libertad. El juez entendió que su reacción fue distinta a la de Sigalat e intentó asistir a la víctima tras el accidente.