Los habitantes del departamento Pocito, ubicado a 25 kilómetros del Gran San Juan, no salen de la conmoción. La muerte de Ayelén Castro, una joven de 23 años, enlutó a toda la comunidad. La chica murió el miércoles al mediodía después de ser violentamente embestida por una camioneta, cuando ingresaba a su casa. Su mamá fue la primera persona que la encontró sin vida.

//Mirá también: La chocaron de atrás, cayó violentamente al pavimento y murió

Ayelén, una chica de vida sana y activa, ese día había salido de su domicilio en su moto Motomel 200cc para ir al gimnasio. Como tardaba poco, apenas una hora, su mamá la esperaba como siempre. Sin embargo, cuando la joven debía volver, la mujer escuchó un impactante ruido y salió de la casa a ver qué pasaba, sin imaginar que se toparía con una terrible escena.

“La mamá salió porque sintió el ruido fuerte y para ver quien era. Cuando miró, la reconoció a Ayelén por la calza que tenía puesta”, se limitó a decir Silvia, tía de la fallecida, al diario Tiempo de San Juan.

La víctima tenía 23 años.Facebook

Ayelén fue embestida por una Renault Kangoo cuando intentaba ingresar en moto a su hogar, ubicado sobre Calle 12, entre Ruta Nacional 40 y avenida Joaquín Uñac. La motociclista circulaba hacia el Este, misma dirección en la que transitaba la camioneta que dirigía Adolfo Kappes, un hombre de 60 años. Sin embargo, cuando quiso girar para entrar a su domicilio, el hombre de 60 años la chocó de atrás.

En el domicilio de la familia hay cámaras de seguridad que registraron el momento del trágico accidente y servirán como pruebas para acusar al conductor de la camioneta.

//Mirá también: Detuvieron al camionero de Sarmiento que chocó hasta destrozar el auto de la pareja de su ex

A Ayelén le gustaba juntarse con amigos, salir, era muy familiera y siempre estaba contenta”, expresó compungida su tía. La joven era la hija del medio de sus papás y ese fatídico día, había salido a hacer su rutina habitual pero nunca llegó.