En distintos puntos de San Juan uno puede encontrarse con carteles azules con la imagen de un ángel y un nombre. Detrás de cada una de esas señales, hay una trágica historia. En esta ocasión, se trata de Rocío del Valle, quien tenía apenas 8 meses de vida cuando falleció en un accidente vial.

Fue el 20 de diciembre de 1996 y hoy, a 25 años de esa tragedia, un ángel la recuerda al costado de la calle. Desde la organización Familias del Dolor y la Esperanza colocan este tipo de carteles en los lugares donde las víctimas perdieron su vida. Durante el último lunes por la noche, la señalización en alusión a Rocío del Valle fue colocada por calle Mendoza y Quiroga, en Rawson.

Los padres de Rocío junto a su hermana menor en el lugar donde colocaron el cartel. Foto: diario la provin

Según recordó el papá de Rocío, Gustavo Bunda, a Diario La Provincia SJ, “mi señora iba cruzando la calle, venía un muchacho en moto borracho. 50 metros antes había esquivado un auto en una bomba de nafta y se le fue la moto. No pudo esquivar a mi señora y la atropelló. La moto la agarró de atrás, la levantó y se le salió la bebé de los brazos. Ella quedó con golpes por todos lados y la bebé cayó 3 metros adelante”.

La chiquita era la primera hija de la pareja. El dolor que vino después es imposible de explicar, aunque luego vino la superación: “Todos los años para esta fecha nos acordamos de ella, a cada rato. Pero sé que ella está en un buen lugar, un lindo lugar”, agregó Gustavo. Luego, los padres de Rocío tuvieron otra hija, quien hoy tiene 22 años y que solo conoce a su hermana mayor a través de la palabra de sus familiares. De ahora en más, el cartel con el “ángel en el camino” recordará a Rocío del Valle en ese lugar y ya no quedará solo en la memoria de su familia.