La familia de Ayelén Castro se ilusiona con que se haga justicia por su muerte

La joven de 23 años fue atropellada en junio pasado, cuando perdió la vida. El último lunes se realizó la audiencia de control de la investigación.

La familia de Ayelén Castro se ilusiona con que se haga justicia por su muerte

Ayelén Castro era una joven sanjuanina de 23 años que murió atropellada por detrás por un auto en Pocito. El hombre que conducía la camioneta, Rolando Kappes, se sentó ante el juez en la audiencia de control de la investigación el último lunes.

La familia castro pide justicia de manera inclaudicable. Este martes, su papá Marcelo habló con Diario La Provincia SJ y contó: “Ayer asistimos a la audiencia y fue volver al día que pasó todo. Ese hombre no quiere reconocer todavía que cometió el delito. A la velocidad que iba no sé qué quiere justificar, echarle la culpa a mi hija. Gracias a Dios creemos en la justicia y hay gente honesta”.

El papá de Ayelén insistió en que cree en la justicia y que vio “la buena presentación del fiscal Adrián Riveros y de la doctora Fernández”. Es que, en la audiencia, los dos fiscales en conjunto con la abogada defensora realizaron una presentación con todas las pericias e información reunida durante estos meses desde que se dio la audiencia de formalización de la investigación en junio de 2020. Por este motivo, Marcelo se mostró esperanzado: “Esperemos que las cosas nos salgan bien. El abogado de ellos no tenía ni fundamento y no sabían qué hacer. Quería obstaculizar todo. Esperemos que el juicio sea pronto y se pueda hacer justicia”.

Por último, el hombre, recordó aquél fatídico día en el que su hija fue atropellada: “Yo me fui temprano al trabajo y mi señora estuvo hasta que ella se fue al gimnasio. Como ella trabajaba en la tarde, nos veíamos en la noche. Era muy activa, siempre quería progresar, siempre andaba buscando algún trabajo mejor. Por eso hizo cursos y siempre iba al gimnasio, quería estar bien. Tenía proyectos de superarse”.

Ayelén fue embestida por una Renault Kangoo cuando intentaba ingresar en moto a su hogar, ubicado sobre Calle 12, entre Ruta Nacional 40 y avenida Joaquín Uñac. La motociclista circulaba hacia el Este, misma dirección en la que transitaba la camioneta que dirigía Adolfo Kappes, un hombre de 60 años. Sin embargo, cuando quiso girar para entrar a su domicilio, el hombre de 60 años la chocó de atrás. En el domicilio de la familia hay cámaras de seguridad que registraron el momento del trágico accidente y servirán como pruebas para acusar al conductor de la camioneta.