El joven que golpeó y violó a su vecina de 59 años en la provincia de San Juan recibió una dura pena este jueves tras un juicio abreviado. El acusado, identificado como David Alfredo Burli (21), fue condenado a 15 años de prisión por las aberraciones que cometió el sábado 17 de abril en una vivienda del departamento Albardón.

//Mirá también: Una mujer fue violada frente a su madre y a un hermano durante tres horas en Albardón

La audiencia se llevó a cabo el miércoles en la siesta y duró casi dos horas, según informó Diario Huarpe. En la sala de Tribunales estuvieron presentes los jueces, fiscales y la defensa particular de Burli. En tanto que el joven participó del juicio vía zoom, ya que se encuentra alojado en el Servicio Penitenciario de Chimbas.

El juez Alberto Caballero, junto a Gloria Verónica Chicón y Diego Sanz, escucharon las acusaciones que había contra el imputado y las pruebas que pudo reunir la defensa de la víctima. Pero ya había un acuerdo entre las partes y solo faltaba la aprobación del tribunal. Según el diario local, se trató de una condena de 15 años por los delitos de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de la mujer de 59 años, lesiones leves en perjuicio de la madre de esta y amenazas simples, en perjuicio del hermano de la víctima.

Finalmente, los jueces homologaron el acuerdo después de escuchar a Burli, quien no se defendió de las acusaciones ni pidió disculpas.

David Alfredo Burli, detenido por la violación de la mujer en Albardón. Diario de Cuyo.Diario de Cuyo

Según relataron en el juicio abreviado, la mañana en la que ocurrieron los abusos Burli golpeó la puerta de la casa de la víctima con la intención de pedirle una botella con hielo. La mujer accedió y cuando se dio vuelta para ingresar al interior de su vivienda, el sujeto la abordó por atrás y la llevó a la habitación, donde la sometió sexualmente durante casi tres horas y también la golpeó.

El terrible episodio ocurrió frente a la madre de la víctima, una abuela de 84 años. También estaba el hermano de la mujer, un muchacho con discapacidad mental.

//Mirá también: Habló el joven acusado de abusar de su vecina: “Fueron relaciones consentidas”

La mujer pudo escapar de la escena y pedir ayuda a unos vendedores ambulantes que pasaban por su casa. La Policía detuvo al sujeto minutos después en un horno de ladrillos, donde estaba trabajando como si nada.