El último domingo, un ladrillero de Rivadavia fue detenido acusado de violar y de embarazar a  una niña de 11 años. A la nena tuvieron que practicarle el aborto. Según informaron, el presunto violador sería el patrón de los padres de la menor y está siendo investigado por el delito que se castiga con hasta 20 años de cárcel.

//Mirá también: Detienen a un gendarme en Barreal por violencia de género

El imputado fue identificado como Héctor Luis Torres Siles, de 45 años de edad. Según trascendió en el medio Tiempo de San Juan, sería miembro de una conocida familia de fabricantes de ladrillos en La Bebida. El último fin de semana fue detenido y actualmente está alojado en la Seccional 34ta. La causa en su contra por presunto abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño en la salud mental y física de la víctima fue abierta por la fiscal Valentina Bucciarelli, de la Unidad Fiscal de Investigaciones del Centro ANIVI.

Por otro lado, ordenaron la interrupción del embarazo de la niña de 11 años por su edad y por el riesgo que corría su vida. Según informaron, el aborto se practicó el pasado 1 de junio y sus padres denunciaron el ataque sexual después de tomar conocimiento de que su hija estaba embarazada. Lo que se sabe del caso es que los padres de la niña trabajan en el horno de ladrillos de la familia del detenido y que se conocen desde hace muchos años.

//Mirá también: Caso de la menor prostituida por su tía: Fido Galván irá al Penal

Según trascendió, “El Chiqui” Torres Siles atacó a la menor en momentos en que la encontró sola dentro del predio ubicado en Calle Pellegrini, en La Bebida. El presunto abusador es muy conocido, proviene de una familia tradicional oriunda de Bolivia que trabaja en el rubro del ladrillo.