La causa por la menor prostituida por su tía que involucra a un ex dirigente social y a un empresario, sumó un nuevo capítulo. El último martes, Roberto “Fido” Galván recibió un revés judicial por lo que se dictaminó su traslado inmediato al Penal de Chimbas. Esto fue determinado por el juez Jorge Abelín en la audiencia en la que participó el acusado junto a su abogada Filomena Noriega y la Fiscal Valentina Bucciarelli.

//Mirá también: Menor abusada en San Juan: “Fido” Galván acepta que estuvo con la niña pero dice que desconocía su edad

El imputado Galván tenía una orden del juez Matías Parrón para ser trasladado al Penal con fecha del 3 de mayo. Además, se encuentra detenido desde que se desató el escándalo en marzo. Sin embargo, en vez de estar alojado en el Servicio Penitenciario Provincial, continuaba con su detención en la Comisaría 36 de Rawson. En la audiencia, el ex futbolista afirmó: “Me salió una hernia, fui a ver al psiquiatra, mi problema es bastante grave, la estoy pasando muy mal”. Además, su defensa argumentó una fuerte depresión, náuseas y dolores abdominales a la hora de presentar el habeas corpus que, finalmente, fue rechazado.

//Mirá también: Se arrodilló y pidió que liberen a su hermano, acusado de abusar de una menor

El juez Abelín resolvió que de inmediato se diera cumplimiento a la orden de Parrón de que Galván continuara con su detención en el Penal, donde “recibirá la asistencia médica que necesita”. El ex dirigente social está acusado por facilitación y promoción de la prostitución de una menor de 14 años que era regenteada por su propia tía, quien lleva más de un mes presa en un pabellón del servicio. El otro acusado por la causa y que mantuvo relaciones sexuales con la menor es el empresario Carlos Cassab, quien por su avanzada edad y deteriorado estado de salud goza prisión domiciliaria.