Entre llantos y gritos, arrodillada frente a un estudio jurídico, la hermana del famoso ex futbolista sanjuanino Roberto “Fido” Galván pidió por su liberación. La mujer rompió el silencio con Diario de Cuyo y aseguró que su hermano, también dirigente social, no sabía que la víctima era menor de edad. El sujeto se encuentra detenido junto a un empresario y tía de la niña involucrado en un caso de abuso y prostitución infantil.

“Mi hermano no sabía que la chica era menor, pensaba que tenía 19 o 20 años”, sostuvo Rosana Galván antes de arrojarse al suelo y pedir por la excarcelación de su hermano, quien desde el 18 de marzo se encuentra alojado en la seccional 36ta de Rawson. “Está mal, muy mal. Llora y dice que le están haciendo una maldad muy grande. Mi hermano no da más en ese calabozo, le están haciendo mucho daño, está mal física, psicológica y espiritualmente”, agregó.

La mujer aseguró que la víctima, ahora de 14 años, hostigaba a Galván. “La chica le vivía llamando, entonces... ¿ha sido un abuso? Ha sido algo consentido. Pobrecita de ella... ¿dónde estaba la madre y el padre? Yo tengo una hija y ando detrás de ella las 24 horas del día. Mi hermano se ha equivocado, como cualquier persona”, manifestó.

Galván también es dirigente social en la provincia sanjuanina.Diairo El Zonda

El ex futbolista de San Martín y Del Bono, entre otros clubes, está detenido desd hace 21 días. También están apresados el empresario Carlos Hugo Cassab (73) y una tía de la víctima, de 32 años, quien supuestamente la prostituía.

En Cámara Gesell, la niña reveló que vio a Galván cuatro veces en hoteles alojamiento, entre agosto y diciembre del año pasado. Además reveló que recibió una suma de $30.000 a cambio de sus servicios. Ese testimonio fue clave para que Fiscalía agrave los delitos contra el dirigente social y Cassab, a quienes acusan de ser partícipes en la promoción y facilitación de la prostitución de la víctima.

“Tenemos 30 colectivos con gente dispuesta a salir a defenderlo, porque a mi hermano lo están matando. Vamos a hacer una marcha grande, basta de mano negra, basta con la familia Galván, tengan piedad, cualquier ser humano se equivoca. ¿Qué quieren? ¿Matar a mi hermano? No lo van a lograr”, cerró Rosana, hermana del acusado.