Se acerca la Navidad y los padres, abuelos y tíos comienzan a pensar en los regalos para los más pequeños de la casa. En San Juan, los comercios ya empezaron a exhibir los juguetes que, en algunos casos, han sufrido un aumento del 20 o 30% respecto a la celebración del año pasado. Los obsequios favoritos, según el relevamiento que hizo el periodista Claudio Leiva de Diario de Cuyo, están por encima de los $1.100 pesos.

Se trata de la cocina de juguete, la patineta y los rollers, los artículos que aparecen en los primeros lugares del ranking de los regalos más pedidos para los chicos. Sin embargo adquirirlos no es nada económico. El primero de ellos es el más accesible, mientras que las patinetas arrancan desde los $1.500 y el equipo completo de rollers, que incluye casco, coderas y rodilleras se encuentra desde los $1.400.

Pero hay productos para todos los presupuestos. Con $150 se puede conseguir un camioncito de plástico, una muñeca o un robot. En la franja de hasta $300 hay un set de manicura, autos a control remoto y un Transformers. Los bebotes, pistolas de agua o un monopatín se pueden adquirir con hasta $1.000. En tanto que los regalos más costosos como una bicicleta o un auto eléctrico van desde los $3.990 hasta los $28.000.

Los comerciantes locales aseguraron que la venta viene floja, pero confían en que la situación mejore a medida que se acerque la fecha. Además comentaron que los precios han aumentado entre un 20% o 30%, mucho menos que la inflación que es de alrededor de un 40% en lo que va del año. El menor incremento lo atribuyen a que los empresarios decidieron moderar las subas por miedo a quedarse con la mercadería al no poder venderla. "Hay muchas consultas y la gente está empezando a comprar", comentó Mirta Besso, encargada de Puerto Libre.